Forgot username  Forgot password

Blog - Emprendimiento

Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme

 

Tanto gigantes multinacionales hasta microempresas se han dejado seducir por los beneficios de cuidar los recursos naturales y hacer más eficiente su producción.

Pequeñas y medianas empresas fueron reconocidas en 2015 por el organismo ambiental por sus buenas prácticas.

Pero, ¿qué hace que los empresarios se quieran volver verdes

1. AHORRO

No, volver una empresa verde no se traduce en un beneficio fiscal federal, pero sí en ventajas operativas que garantizan que, pasada la inversión inicial, una empresa gastará menos recursos y, con ello, menos dinero.

“Hay un retorno de la inversión garantizado en términos de que el ambiente bien manejado genera recursos a la empresa y la vuelve más eficiente en su funcionamiento”

Las empresas pueden ver las ganancias de haberse certificado entre nueve meses y dos años, dado que tiran menos residuos sólidos, gastan menos agua y consumen menos luz.

2. BUENA IMAGEN

Las empresas verdes se han vuelto bastante populares y, por tanto, certificarse es cada vez más importante dentro de las cadenas de valor, de acuerdo con García.

“En las cadenas de valor cada vez es más importante tener este tipo de certificados; lo exigen los propios clientes y los corporativos” de los sectores industriales y de servicios, indicó el funcionario.

3. SEGURIDAD

“Les da confianza de que no van a tener un problema legal” y eso a la vez se transmite en seguridad para los inversionistas, que también procuran que las empresas donde ponen su dinero no dañe el medio ambiente.

Existe otro tipo de seguridad para las empresas con certificación ambiental: se relacionan más fácilmente en las comunidades donde trabajan, lo que les permite mejorar también la vida de las sociedades que impactan.